26.03.06

Debate: «La crisis de valores en la sociedad»


Publicado por Debates y Conferencias

La Asociación ha debatido sobre este tema el miércoles día 22 desde los distintos puntos de vista de sus miembros. Algunos de ellos quedan recogidos aquí:

Estamos ante una sociedad totalmente permisiva, vacía, intolerante, con prisa por conseguirlo todo ya y ahora, sin freno moral, sin respeto por los demás, disfrutando con el dolor ajeno, sin valores humanos, sin ética, sin disciplina, con unos padres que lo permiten todo con tal de que sus hijos no se frustren. Pero no nos engañemos, el mundo no es de color de rosa, y es mejor enseñar a los jóvenes que las cosas no se consiguen sin esfuerzo, que hay que renunciar a mucho para conseguir muy poco.

Estamos ante un mundo materializado, vacío, sin moral ni religión, y quizá en esto radique parte del problema. El hombre necesita reglas para reforzar su voluntad, necesitamos disciplina, pues Isaac Riera dice que «carecer de disciplina es un obstáculo radical para el ideal de superación». Todo lo que nos entra por los ojos es consumo, libertad, la ley del mínimo esfuerzo. Pero en la vida se necesita disciplina. Hemos pasado del freno moral que la religión ejercía sobre nuestra generación, al ateísmo más radical; no hay nada, sólo el vacío, y hay que llenarlo con lo que sea, alcohol, drogas, sexo, todo con tal de no pensar. Tienen que dejarse llevar por la vorágine, hacer lo que hacen todos para no ser diferentes y no salirse de las normas que marcan los líderes del grupo. ¿Hemos de ser los padres tolerantes con todo? ¿Por qué ese miedo a poner disciplina y cortapisas a los jóvenes? ¿Cómo es posible que niños de 13 y 14 años estén en la calle bebiendo hasta altas horas de la madrugada? Necesitamos volver a una sociedad de valores. ¿Ayudaría la religión en algo? No la religión como nos la enseñaron a nosotros, sino como principios de vida y conducta, de respeto por la vida, de moral, de ética, de disciplina.

Fdo. Maribel Borrajo

Existe una competencia despiadada en la búsqueda de los logros rápidos, la valoración del éxito inmediato.

Este sistema que tiene como único principio el economicismo globalizante y neoliberal con unos valores imperantes de hedonismo y consumismo. Donde”todo vale” en función de los beneficios conseguidos. Necesita un cambio en la persona, si queremos dignificarla.

El mundo, a nivel global, está diseñado para que unos pocos posean muchísimo, unos pocos más posean bastante y una inmensa mayoría no posea nada o casi nada. Mientras que la sociedad de consumo la conforman 1.700 millones, 3.000 millones pasa al día con menos de 2 €, (pensemos que mientras alguien mira en un escaparate cuántas pulgadas tiene la TV de plasma que se va a comprar, otra persona rebusca algo que comer ese día).

Es evidente que existe también una crisis de valores en cuanto a los cuidados familiares. Hasta hace muy poco la mujer era la que asumía ese papel (todavía en muchos casos esto sigue siendo así) La responsabilidad es de todos los miembros de la familia y la sociedad tiene que poner los medios para que esto sea un hecho. De esta forma estaremos contribuyendo a un mundo más digno y más humano para todos.

Fdo. Concha Llorente

9 comentarios »

  1. Finito de Aldeatejada -A la sazón novillero- dijo,

    marzo 27, 2006 a las 20:00

    A ver niego la premisa mayor. «El mundo, a nivel global, está diseñado para que unos pocos posean muchísimo, unos pocos más posean bastante y una inmensa mayoría no posea nada o casi nada». No. La naturaleza humana es así. La ley animal es así. El fuerte sobrevive y pasa el invierno, el débil se muere. Los humanos somos unos cínicos. Reflexionamos sobre estas cuestiones cuando todos queremos el mejor nivel de vida para nosostros y para los nuestros. Dos casas mejor que una y tres mejor que dos. Queremos unos salarios altos y unas buenas vacaciones. ¡LA NATURALEZA HUMANA ES ASÍ!. Sino ¡ale! todos a despojarnos de nuestras posesiones y a regalarlas a los pobres. La vida real es otra cosa. Así que sí, como principio está pero que muy bien: Todos a ser generosos.

  2. p.dor dijo,

    abril 3, 2006 a las 10:34

    me encanta como queda somos fenomenas.

  3. ana dijo,

    abril 3, 2006 a las 10:35

    en comentario fue muy interesante y diverso . fue muy participativo y con muy diversos puntos de vista .

  4. CAROLINA dijo,

    abril 3, 2006 a las 10:36

    sEGUIMOS CON ENTUSIASMO NUESTRO CURSO DE INFORMATICA CADA

    VEZ MAS ANIMADAS.

  5. anónimo dijo,

    abril 3, 2006 a las 10:37

    Estamos en un mundo, en el que predomina es el «tener» y no el «ser»

    Tenemos que priorizar y dar tiempo,dedicarnos tiempo todos los que estamos

    más cerca para dialogar ; en definitiva no tratemos de suplirlo con nada material

    que es lo que resulta más fácil

  6. Pesimista dijo,

    abril 3, 2006 a las 10:38

    Quiero que cambiemos todos un poco para bien

  7. rene alejandro dijo,

    noviembre 21, 2006 a las 22:28

    Dentro de la temática de la globalización se hace pertinente tener en cuenta que el producto de la sociedad, es la misma sociedad. Aunque cansada del desenfreno enfermizo, cae al interior del remolino asesino que termina por adentrar, en lo más profundo de su trampa, a aquellos que se han dejado seducir por su interesante movimiento. Considero, es la dinámica que no cesa de tomar más adeptos, pues como todo conduce hacia el mundo del «Click», en donde todo pareciese darse por un automatismo empobrecedor, en el que nadie se esfuerza por conocer cómo es el proceso para llegar hasta…, sino el inmediatismo que este produce…

  8. Kelvin Said Mejia Reyes dijo,

    febrero 6, 2008 a las 17:51

    hola pienso que la crisis en la sociedad es un fenomeno que se venido dando por los cambios que se bienen dando por la globalizacion, pero mque todo parte de los habitos, costumbvres y moral inculcados por nuestros padres y de la enseñanza que recibimos en los centros educativos que aistimos.

  9. marian dijo,

    diciembre 8, 2008 a las 18:22

    es muy interesante ojala puedan publicarmas la lectura y reseñasdelos valors

Deje su comentario